martes, 15 de marzo de 2016

todo el cielo sobre la tierra


Angela Bacon Kidwell



Wendy: Me gustaría sentirme bien.
Completamente bien.
Algún día.
Me gustaría, en serio.
Pero ya ni siquiera sé lo que significa estar bien.
Estoy harta de darle vueltas a eso de “estar bien”.
¿Estás bien?
¿Estás bien?
Qué diablos voy a contestar.
Nunca estoy del todo bien.
Cuando vuelvo al hotel me doy cuenta de que no estoy del todo bien.
Ha terminado el día y no estoy del todo bien.
Aunque he conseguido terminar el día no estoy del todo bien.
Siempre es así.
No es algo dramático.
Es una enfermedad.
He aprendido a tratar este asunto como una enfermedad.
He aprendido a ser una enferma.
Me ha costado muchos años.
Me alivia ser extranjera.
Por ejemplo, extranjera y sola en Shanghai.
En Shanghai siento el alivio de ser extranjera ininterrumpidamente.
Ser extranjera me ayuda a soportar el sentimiento de no pertenencia a la vida.
En general, el sentimiento de no pertenencia.
Shanghai podría seguir siendo ese lugar al que acuden los expatriados.
No importa de dónde o de qué huyen.
De sí mismos, tal vez.
Y entonces puedo estar todo el día en la calle, en Shanghai.
Sintiéndome extranjera.
Cruzándome con los seres humanos más bellos jamás vistos.
Siguiéndolos hasta las puertas de sus casas.
Lo mejor es ser basura blanca en Shanghai.

Y entonces siento todo el cielo sobre la tierra.

En tu propia ciudad es muy difícil sentir todo el cielo sobre la tierra.
Tu ciudad está llena de personas gastadas, ya demasiado conocidas, ya desvelado su sucio interior.
Llega un momento en que sólo conoces a personas tan viejas como tú. Tan repulsivas como tú. Tan deprimentes como tú. Tan agotadas como tú.
Llega un momento en que no se pueden disimular las miserias.
Y las relaciones se pudren igual que la materia orgánica.
De un modo irreversible, en un proceso imparable.

Las relaciones nunca sobreviven a la condición humana.


Angélica Liddell, Todo el cielo sobre la tierra, en El centro del mundo (La Uña Rota, 2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada