jueves, 31 de marzo de 2011

Carta de Don Quijote a Dulcinea del Toboso

Soberana y alta señora:
El ferido de punta de ausencia, y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, maguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que además de ser fuerte es muy duradera. Mi buen escudero Sancho te dará entera relación, ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo. Si gustares de socorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto, que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo.

Tuyo hasta la muerte,

El caballero de la triste figura



(Miguel de Cervantes)

6 comentarios:

  1. "...te envía la salud que el no tiene.." ¿qué mayor prueba de amor. Sólo le falta arrancarse el corazón y enviárselo en un tarro..
    Me ha gustado

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Podias escribir algo más no...

      Eliminar
  3. qué grande.

    y el nombre de tus etiquetas también.
    un abrazo,
    g.

    ResponderEliminar
  4. A mí me conmovió muchísimo esta carta... es magnífica! :)

    Abrazos a los tres

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Es tan efímero su romanticismo por partes...!! me fascinó señor Quijote

    ResponderEliminar